Usted está aquí:

Condenada una protésico dental a indemnizar a una paciente con 6.000 euros por lesiones


La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a una protésico dental de Cádiz a indemnizar con 6.000 euros a una paciente por las lesiones que le provocó durante un tratamiento rehabilitador mediante prótesis que le causó úlceras y dolores fronto-temporales que tardaron cuatro meses en curar.

Según destaca la sentencia, la condenada, a pesar de que la legislación vigente señala que los protésicos no pueden ni atender ni realizar intervenciones bucales a pacientes, tomó medidas directamente en la boca del paciente, valorando ella misma el tamaño de los dientes, la extensión de la placa, y el nivel de oclusión. Asimismo, implantó directamente el aparato en la boca, realizando también su adaptación. Como consecuencia de esta actuación -tipificada como intrusismo profesional- se ocasionaron, entre otras lesiones, úlceras decúbito y dolores fronto-temporales que tardaron en sanar alrededor de cuatro meses. Según han informado fuentes del Colegio de Dentistas de España, esta nueva sentencia se ha producido gracias al recurso de apelación interpuesto por el Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz, con la adhesión del Ministerio Fiscal, contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 de Cádiz dictada en 2010. El recurso fue interpuesto ya que, a pesar de que se condenó a la acusada por el delito de intrusismo profesional, no se la penaba por las lesiones que ocasionó al paciente.

Desde la Organización Colegial de Odontólogos y Estomatólogos se ha querido advertir a la población de que tanto la sentencia de la Audiencia Provincial, como la del Juzgado de lo Penal insisten en que los protésicos dentales no tienen competencia ni titulación para realizar intervenciones bucales sobre pacientes. Advierten que es el dentista, como profesional clínico, el que debe realizar el tratamiento rehabilitador mediante prótesis consistente en examinar la cavidad bucal, determinar la necesidad de la prótesis, definir sus características, realizar la prescripción para su fabricación, así como la necesaria puesta en servicio con la colocación y adaptación bucal. Asimismo, explican que los dentistas son también los encargados de informar al paciente del diagnóstico y la propuesta terapéutica, tallar y preparar los dientes, tomar impresiones y registros, llevar a cabo el modelado clínico de rodetes articulares, y realizar todas las pruebas clínicas oportunas.

La sentencia señala que el odontólogo o estomatólogo es el facultativo que debe prescribir y dar las indicaciones necesarias al protésico para la reparación o modificación del aparato con el fin de subsanar las posibles deficiencias que puedan darse en la fase de fabricación de la prótesis. En cuanto a los protésicos, la sentencia destaca que son titulados de formación profesional de grado superior cuyas competencias se limitan al diseño, elaboración, fabricación y reparación de prótesis dentarias utilizando los materiales, técnicas y procedimientos conforme a las instrucciones y prescripciones del médico estomatólogo u odontólogo. Por otro lado, también se quiere advertir a la ciudadanía de que los laboratorios protésicos no son centros autorizados ni habilitados para atender a pacientes ya que no tienen carácter de establecimiento sanitario. Advierten igualmente que tampoco son centros de dispensación -como ocurre con las farmacias- por lo que el paciente tampoco puede encargar, contratar o comprar los aparatos directamente en los laboratorios protésicos.

--------------
Enlaces de interés
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner


Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Córdoba
Avda. Gran Capitán nº 45-Local. 14006 Córdoba. Teléfono 957 48 04 88

© Todos los derechos reservados | Aviso legal | Protección de datos