Usted está aquí:

Condenada a año y medio de prisión la mujer que ejerció como dentista sin título durante varios años en Jaén


Fuente: Europa Press

El Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén ha condenado a un año y medio de prisión a Ramona Z.O., la mujer acusada de ejercer trabajos propios de una profesional de la Odontología durante varios años, por la comisión de tres delitos de lesiones imprudentes hacia personas que acudieron a su clínica. Además, ha sido condenada a pagar una indemnización de un total de 31.279,94 euros a tres personas afectadas y una multa de 2.160 euros por el delito de intrusismo profesional.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se impone además una condena de multa de 1.080 euros al protésico dental que trabajó con la acusada como cooperador necesario de un delito de intrusismo profesional. Además, se condena a la misma multa al marido de la procesada como cómplice de este mismo delito.

Asimismo, en el fallo se establece como hechos probados que Ramona Z.O. y su marido, actuando como co-propietarios de la clínica dental han gestionado tres centros situados en los municipios jiennenses de Ibros, Quesada y Huesa, en los que se prestaba asistencia sanitaria consistente en actividad Odontológica sin contar desde 2004 con médico odontólogo colegiado.

De esta forma, la acusada, desde 2004 hasta noviembre de 2008, contando con la connivencia de su marido, que actuaba como administrador de la empresa, se hizo pasar por médico odontólogo colegiado, a sabiendas de que carecía de cualificación profesional correspondiente a la especialidad, puesto que solo contaba con la titulación de auxiliar dental e igualmente carecía del título académico exigido para el ejercicio de la profesión.

Sin embargo, realizó actos propios de la misma con aplicación de tratamientos dentales a varios clientes, entre ellos, uno al que la acusada le practicó una endodoncia y le empastó piezas dentales, para lo cual le inyecto anestesia local, le hizo radiografías y le prescribió medicación.

Como consecuencia de la actuación de la acusada, la perjudicada sufrió pérdida de una pieza de la cavidad oral que requirió para su sanidad además de una primera asistencia médica consistente en exploración clínica y radiográfica, tratamiento médico consisten en endodoncia, tardando en curar 47 días de los cuáles siete fueron impeditivos quedándole secuelas valoradas en un punto.

De igual modo, la acusada trató a otra cliente en el centro de Ibros realizándole tratamientos odontológicos desde 2004, colocándole 16 fundas por las que pagó 3.440 euros, más 120 euros por fundas provisionales. Fruto de esto, comenzó a sentir molestias acudiendo en varias ocasiones a revisiones hasta que en 2007 la acusad el cambió la funda de arriba.

A pesar de lo anterior, la afectada continuaba con las molestias hasta que acudió a un dentista a Úbeda, donde le indicó que el tratamiento clínico no estaba realizado correctamente, ya que las terminaciones de las coronas estaban demasiado profundas subgingivalmente, invadiendo el espacio biológico más allá de los límites fisiológicos permitidos, presentando en la actualidad gingivitis generalizada con un tratamiento que asciende a los 8.009 euros.

 

--------------
Enlaces de interés
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner


Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Córdoba
Avda. Gran Capitán nº 45-Local. 14006 Córdoba. Teléfono 957 48 04 88

© Todos los derechos reservados | Aviso legal | Protección de datos