Teléfono de contacto 957 48 04 88

Avda. Gran Capitán nº 45- Local 14006 Córdoba

codecor
[[noticia-especial.php]]
[[noticia-especial.php]]

Mayo 2022. La prevención es su mejor aliada contra la enfermedad periodontal

 

Coincidiendo con el mes en el que se celebra el Día Europeo de la Salud Periodontal, el Colegio de Dentistas de Córdoba, como continuación de su campaña sobre salud bucodental “Un año para alcanzar una meta”, dedica mayo a la salud periodontal, con el fin de informar a la población para que conozca qué es y cómo se puede prevenir la enfermedad de las encías y de la relación causa-efecto de una mala salud oral en otras patologías tan relevantes como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, sin olvidarnos de que con la enfermedad periodontal se incrementa el riesgo de que se produzcan eventos adversos en el embarazo (como parto prematuro o bajo peso del bebé al nacer), mayor riesgo de aparición de bacteriemia (presencia de bacterias en la sangre) y/o aumento de la inflamación sistémica.

 

Las enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis) son patologías que afectan a los tejidos que sostienen los dientes. Son infecciosas y están causadas por bacterias, aunque su origen es multifactorial y también influyen condicionantes genéticos, ambientales, locales, etc., estando asociada, asimismo, a factores de riesgo que son comunes a otras muchas enfermedades (tabaquismo, alcohol, dieta inadecuada, vida sedentaria, estrés, obesidad…).  

 

La gingivitis es la inflamación crónica y sangrado de la encía. Si el dentista no la trata a tiempo, el proceso inflamatorio continúa produciendo la destrucción, de manera irreversible, de los tejidos de soporte del diente (hueso), pudiendo derivar en la enfermedad denominada periodontitis (piorrea).

 

 

La relación causa-efecto de las patologías periodontales sobre enfermedades tan relevantes como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, incrementa la importancia de la prevención y del tratamiento de las enfermedades de las encías con el fin de mantener la salud general. 

 

La enfermedad de las encías y la diabetes.- Numerosos estudios indican la estrecha relación bidireccional existente entre la diabetes y la enfermedad periodontal. Estudios realizados han demostrado que las personas con diabetes tienen un riesgo tres veces mayor de padecer periodontitis que los pacientes sin diabetes y que las patologías periodontales se agravan con mayor rapidez en enfermos diabéticos. Estos estudios también confirman que los pacientes con periodontitis avanzada tienen una probabilidad hasta seis veces mayor de padecer diabetes y de tener un mal control de la misma.

 

El 90% de los pacientes diabéticos son propensos a padecer enfermedad periodontal, por lo que el cuidado de su boca es fundamental para evitar complicaciones y que se establezca un círculo vicioso entre patología periodontal y diabetes.

 

Por ello, la clínica dental se puede convertir en un centro de promoción y cuidado de la salud general ya que, al ser la enfermedad periodontal más frecuente en las personas con diabetes, se muestra como un centro sanitario idóneo para la detección precoz de la diabetes y fundamental para minimizar las complicaciones asociadas a esta enfermedad.

 

 

La enfermedad de las encías y su relación con la enfermedad cadiovascular.-

La vinculación que existe entre la periodontitis y algunas enfermedades cardiovasculares es moderada, pero consistente, habiéndose demostrado que el tratamiento periodontal puede tener un beneficio significativo en la salud cardiovascular. Y esta relación entre enfermedad cardiovascular y periodontal no es casual. Por un lado, existen evidencias científicas que asocian ambas enfermedades y que muestran la coincidencia de los factores de riesgo que están detrás de estas patologías. Pero, y lo que es más importante, hay razones sociales y de conducta que aún tienen una trascendencia mayor, justificando la existencia de un nexo común: la hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes, la hipercolesterolemia, el sedentarismo o el tabaquismo, son también responsables de gran parte de las enfermedades dentales y de las encías. 

 

Por ello, abordando precoz y correctamente estos factores de riesgo, con visitas periódicas a su dentista, no sólo se previene la enfermedad cardiovascular, sino que también se reduce el riesgo de padecer una enfermedad periodontal.

 

 

Los síntomas de la enfermedad periodontal.-

Encías inflamadas, rojas y que duelen, su sangrado al cepillarse los dientes (los fumadores deben tener en cuenta que la nicotina restringe el flujo de sangre hacia las encías, por lo que es posible que estas personas no presenten la primera señal de advertencia de que pueden estar comenzando a tener una enfermedad periodontal), retracción de encías o que están separadas de los dientes, mal aliento o incluso sabor desagradable en la boca, cambios en la forma de morder y movilidad de los dientes, son claros síntomas de que puede padecer una enfermedad de las encías. Si se observa uno o varios de ellos, acuda a su dentista quien le diagnosticará y propondrá el tratamiento más adecuado. Y recuerde, la prevención es su mejor aliada para combatir la enfermedad periodontal.

 

 

Consejos para la prevención.-

Acudir a revisiones periódicas al dentista, y siempre que haya cualquier lesión o alteración en la boca: él detectará cualquier patología oral e indicará el tratamiento adecuado para evitar la progresión de una fase leve a formas graves de enfermedad periodontal; extremar la higiene oral: cepillándose los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves y pasta dentífrica fluorada; usar un cepillo interdental o seda dental para la limpieza diaria entre los dientes; en caso de ser portador de prótesis, deben incrementarse las medidas de higiene de las mismas diariamente; seguir una dieta sana y equilibrada basada en verduras, frutas, pescado y aceite de oliva, baja en azúcar y rica en nutrientes; y, evitar el tabaco ya que existen estudios que demuestran que los pacientes diabéticos fumadores, de 45 años o más, multiplican por 20 el riesgo de padecer enfermedad periodontal severa.

 

 

El tratamiento.-

El abordaje de las enfermedades periodontales varía en función del estado de avance de la patología. Si se encuentra en un periodo inicial, es necesario eliminar las bacterias acumuladas y calcificadas (sarro) mediante una limpieza bucodental profesional. En el caso de la periodontitis, el tratamiento suele organizarse en dos fases: en una primera la fase, se eliminan las bacterias periodontales mediante el raspado y alisado radicular y, cuando la enfermedad ha avanzado a estadios más graves, se considerará acceder a las bolsas periodontales profundas realizando una cirugía periodontal.