Teléfono de contacto 957 48 04 88

Avda. Gran Capitán nº 45- Local 14006 Córdoba

codecor
[[noticia-especial.php]]
[[noticia-especial.php]]

Septiembre 2022. Para tu tratamiento de ortodoncia, ponte siempre en manos de un dentista

 

“Un año para alcanzar una meta”: en el mes de septiembre hablamos de Ortodoncia

 

La Ortodoncia es la rama de la Odontología que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo de la cavidad bucal y de los dientes, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial. Previamente al inicio del tratamiento ortodóntico, es imprescindible que el dentista realice un detallado estudio de la forma y anatomía facial del paciente, estudio consistente en la toma de una serie de registros (radiografías, fotografías y modelos). El análisis de dichos registros le permitirá, teniendo en cuenta las necesidades estéticas y/o funcionales, llevar a cabo un correcto diagnóstico y elaborar un adecuado plan de tratamiento para conseguir los objetivos clínicos-terapéuticos propuestos. 

 

Son cada vez más pacientes los que demandan a los profesionales de la Odontología tratamientos ortodóncicos “estéticos” que pueden realizarse con brackets, o ser sin brackets (alineadores). Sin embargo, es siempre el dentista quien, en función de su exploración previa y posterior diagnóstico, realizará la técnica de ortodoncia que sea más apropiada y el seguimiento.

 

 

 

 

¿Cuáles son problemas orales más frecuentes que soluciona la Ortodoncia?

 

Entre otros, el apiñamiento dental, que ocurre cuando los dientes son demasiado grandes para acomodarse en el espacio que ofrecen los maxilares; las separaciones entre dientes como resultado de ausencias dentarias o de dientes que no ocupan todo el espacio; la línea media desplazada, de forma que los dientes anteriores superiores no se alinean con los dientes inferiores; y, la mordida abierta, la mordida cruzada y la sobremordida. 

 

 

¿Cuándo se debe comenzar el tratamiento de Ortodoncia?

 

La edad adecuada para tratar las maloclusiones varía según el tipo de problema y su gravedad. Por lo tanto, es aconsejable consultar al dentista que le va a realizar el tratamiento de ortodoncia tan pronto se descubra una anomalía. De todas formas, es recomendable que, se detecte o no un problema, se lleve a los niños para revisión a los seis años. Los tratamientos ortodóncicos suelen asociarse con la adolescencia, pero, aunque no se empiece el tratamiento a edad temprana, es importante llevar a cabo un control para asegurar la mejor salud dental de nuestros hijos. No obstante, nunca es tarde para realizarse un tratamiento de ortodoncia que, cada vez con mayor frecuencia, es demandado por pacientes adultos.  

 

 

¿Qué precauciones debemos de tener durante el tratamiento de ortodoncia?

 

Hay que mantener muy limpios los dientes y los aparatos. En contra de la creencia popular, los aparatos de ortodoncia no causan caries. Al contrario, algunos como los ¬fijos protegen la parte cubierta del diente mediante el cemento que actúa como sellado. Los aparatos, en cambio, sí que pueden facilitar que los restos alimentarios queden atrapados y se forme la placa bacteriana que es una sustancia blanca y pegajosa que se acumula sobre los dientes cuando comemos. Si se dejan placa y restos de alimentos acumulados en los dientes y alrededor de los aparatos, se puede provocar la hinchazón de las encías, mal aliento, marcas en los dientes y caries. 

  

Cuidado con la publicidad de “venta” de tratamientos de ortodoncia.-

 

En un momento en el que damos una especial importancia a la belleza, la obsesión por lucir una sonrisa perfecta ha provocado un aumento de la popularidad de los tratamientos de ortodoncia estética. De ahí que, en los últimos años, están proliferando empresas que han aprovechado el auge en la demanda de tratamientos bucodentales estéticos para “vender alineadores a domicilio”, con el consiguiente riesgo que esto puede suponer para la salud de los pacientes. En su publicidad, ofrecen tratamientos de ortodoncia con alineadores transparentes, a unos precios algo más baratos, y lo que es más grave, sin ningún control posterior por parte de un dentista. En algunos casos, el paciente acude sólo una vez al establecimiento para una toma de impresión digital. En otras ocasiones, es el propio paciente quien se hace las fotos y los moldes en su propio domicilio. En ambos casos, es absolutamente necesario el seguimiento posterior del tratamiento por parte del facultativo. Desde la Organización Colegial insistimos en que, para hacer un buen diagnóstico, es necesario que el dentista realice una revisión minuciosa de la boca, utilizando el instrumental adecuado, realizando las pruebas complementarias que considere pertinentes y un control del tratamiento desde el inicio hasta el informe de alta odontológica. Sólo así, el tratamiento podrá cumplir el objetivo propuesto de restaurar la salud bucodental del paciente.

 

 

 

 

Por tu seguridad, los tratamientos bucodentales, en general, y el de ortodoncia, en particular, tienen que estar realizados siempre por un dentista, único profesional sanitario capacitado legal y científicamente para llevarlos a cabo. Por ello, los pacientes deben desconfiar de la publicidad que intenta vender un ideal de belleza, sin tener en cuenta otros aspectos de la salud (higiene bucodental, caries, problemas temporomandibulares, periodontitis, etc.), anunciando tratamientos estéticos como si no tuvieran ninguna repercusión en la salud oral y pudieran aplicarse a todas las personas por igual. 

 

RECUERDA: Los tratamientos bucodentales, necesitan para la seguridad del paciente, el control, realización y seguimiento del dentista