Teléfono de contacto 957 48 04 88

Avda. Gran Capitán nº 45- Local 14006 Córdoba

codecor
noticia-especial.php

15/06/2018. En verano... ¡Cuida tu boca! Sigue estas recomendaciones




Y es que los cambios en los hábitos de higiene bucodental y de alimentación, junto con las altas temperaturas, hace que aumente el riesgo de la aparición de patologías bucodentales como la caries o la gingivitis.

Es, por ello, que el verano es una época idónea, al igual que el resto del año, para revisar la salud bucodental. Hay muchas personas que temen que en estos meses algunos tratamientos podrían no realizarse de forma correcta. En ese sentido, la organización colegial afirma que las altas temperaturas no influyen en la mayoría de los tratamientos que se pueden realizar en una consulta dental (empastes, limpiezas, prótesis o endodoncias, entre otros).


En el supuesto de determinados tratamientos quirúrgicos, como son las extracciones, la cirugía periodontal o la cirugía de implantes, la única precaución que deberíamos tomar es la de no exponerse a una fuente de calor directa de forma prolongada en los primeros días, es decir, no tomar el sol directamente, aunque bien es cierto que ello dependerá del grado de intervención que se haya realizado.


Es muy importante que los tratamientos dentales no se demoren por estas circunstancias, ya que el problema, por regla general, se suele agravar con el transcurso del tiempo.


En relación a ello, y teniendo en cuenta que en el verano las bebidas se ingieren más frías que en otras épocas del año, incluso más de lo que sería aconsejable, esto puede ocasionar molestias e incluso dolor.


Si esto ocurriera, es conveniente visitar al dentista para que diagnostique la causa del problema y diga si ese síntoma podría estar relacionado con la presencia de alguna caries. Si así fuese, y si ésta no fuera diagnosticada a tiempo, daría lugar a tener que realizar posteriores tratamientos más complejos.



RECOMENDACIONES PARA UNA BUENA HIGIENE BUCODENTAL:


 - Cepillarse los dientes con pasta con flúor al menos dos veces al día durante dos minutos después de cada comida principal. El cepillado justo

antes de acostarse es el más importante;

- Es aconsejable usar hilo dental una vez al día y, de forma complementaria, utilizar un colutorio adecuado.

- En aquellos casos en los que no pueda realizarse el cepillado después de comer, excepcionalmente podría mascarse chicles sin azúcar y con xilitol de forma moderada y durante un tiempo máximo de 20 minutos.

- Mantener una adecuada hidratación, moderando el consumo de bebidas alcohólicas, azucaradas y carbonatadas.

- En caso de que se produzca un traumatismo con pérdida de fragmentos o dientes completos, se aconseja actuar lo más rápidamente posible conservando el diente en suero salino, o en su defecto en agua, agua con sal, leche o manteniéndolo en la boca. Deberá acudirse de forma urgente a un dentista para llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

- Proteger los labios con un fotoprotector adecuado para prevenir el cáncer en esta parte de la boca.

- Ir al dentista al finalizar el verano.

 

Odontopediatría. CUIDA SU BOCA EN VERANO.

Sigue con las pautas de higiene bucodental y conoce cómo actuar si se golpea un diente.

En la época de verano, con el uso de las piscinas y una mayor práctica de deportes, son más frecuentes los traumatismos y fracturas en dientes, especialmente en la población infantil.

Es muy importante saber cómo actuar cuando esto ocurre. Lo más aconsejable es llevar al pequeño al dentista, pues aunque aparentemente no se note nada, puede habérsele lastimado el diente.

Si un diente definitivo, como consecuencia del golpe.se desprende de la boca debes seguir los siguientes pasos:

1- Localiza el diente;

2- Intenta reponérselo suavemente y, si no lo consigues, introduce el diente en leche o agua;

3- Si el niño es mayor, que lo mantega en la saliva de su boca.

4- No laves el diente.

5- Acude urgentemente al dentista. Muchas veces el diente se puede salvar.