Teléfono de contacto 957 48 04 88

Avda. Gran Capitán nº 45- Local 14006 Córdoba

codecor

Sobre la salud bucodental

¿Qué es la caries dental?

La caries es la destrucción de los tejidos que conforman la estructura de la pieza dentaria: esmalte, dentina y pulpa (nervio).

 

En su fase inicial, la caries, por regla general, pasa inadvertida para la mayoría de las personas, sobre todo cuando se localiza en las zonas de contacto de las piezas dentarias (zona interproximal) ya que queda oculta a la vista. Suele avanzar lentamente hacia la profundidad y conforme lo hace da lugar a que, cada vez con más intensidad, la pieza dentaria afectada se muestre más sensible a bebidas y alimentos fríos y/o calientes, dulces, etc., pero a veces el avance es tan rápido e insidioso que origina grandes cavidades, agujeros, destrucciones o roturas de la pieza dentaria sin que la persona afectada sienta la más mínima molestia.

 

En aquellos casos en que la afección llega al nervio de la pieza dentaria la conservación de ésta es más complicada, porque se necesitará recurrir a extirpar el mismo, mediante un tratamiento denominado endodoncia (desvitalización), que es mucho más laborioso y por ello costoso.

 

¿Por qué es importante la salud de la boca?

Manteniendo las piezas dentarias naturales, se masticará con mayor comodidad y por ende se disfrutará de una mejor digestión; se tendrá una sonrisa sana, complemento natural de la imagen, y se hablará con mayor comodidad que si se llevara una prótesis dental.

 

De ahí que una correcta higiene oral protege la salud bucodental y ahorra dinero, porque mediante la prevención de los problemas dentales el coste de los tratamientos se reducirá drásticamente, más aún cuando el tiempo empleado para ello sólo supone alrededor de diez minutos diarios, menos tiempo que el que se dedica a afeitarse o maquillarse. Por todos estos beneficios, la correcta higiene oral es parte esencial de una vida saludable.

 

¿Es necesario una alimentación equilibrada para prevenir la caries?

Sí, generalmente, los mismos alimentos que producen obesidad son también los causantes de la aparición de caries. Por ello, es importante controlar el consumo de alimentos así como de bebidas gaseosas entre horas, debiendo optar por aquellos que favorezcan la masticación y, por ende, la autolimpieza de las piezas dentarias (verduras, hortalizas, frutas y quesos frescos, pescados, carnes, huevos, leche, etc.).

 

¿Qué consecuencias tiene una mala masticación?

Cuando, desde el nacimiento, no se mastica con intensidad y alternando los dos lados de la boca, el sistema masticatorio se desarrolla de manera inadecuada, afectando ello a todas las estructuras que integran dicho sistema: huesos, músculos y articulaciones.

 

¿Cuál es la función correcta que debe realizar la boca?

La boca realiza o participa en diversas funciones, entre otras: fonación o emisión de la voz, deglución, respiración y masticación. De ellas, la que aporta un mayor estímulo, al ser también mayor la fuerza que hay que aplicar, es la masticación, que debe hacerse con intensidad y por los dos lados de forma alterna y equilibrada.

 

Para tener una buena salud bucodental ¿Cuántas veces se debe acudir al dentista?

Es conveniente la visita al dentista, al  menos, dos veces al año para un chequeo dental rutinario. El mantenimiento preventivo es la mejor manera de asegurar que las piezas dentarias y encías duren toda una vida. En realidad, la inquietud del dentista acerca de la salud va más allá de las piezas dentarias y encías. Como parte de un examen oral rutinario, el dentista examina toda la boca y vigila los signos de advertencia de otros problemas de salud que aparecen en la misma.

 

La salud de tu boca y la de tu corazón están muy relacionadas

Según el Estudio sobre la Salud Bucodental en España hasta 2020, realizado por el Consejo de Dentistas, el 40% de la población española acude a la consulta dental para prevenir enfermedades bucodentales, conseguir un diagnóstico profesional de algún trastorno de la cavidad oral, para recibir el tratamiento oportuno y/o para seguir un protocolizado mantenimiento y seguimiento de su salud oral.

Sin embargo, la consulta dental también puede tener un papel crucial en la prevención y detección de otras enfermedades, como las cardiovasculares. La relación que existe entre la salud periodontal y la salud general obliga a proponer que las clínicas dentales asuman un papel mayor que el desempeñado hasta el momento, sumándose a iniciativas de salud pública.

La creciente evidencia científica y clínica pone de relieve que la salud de la boca se asocia muy estrechamente con la salud cardiovascular y, más aún, con la salud general. Una boca sana es indispensable para que el resto del cuerpo esté sano y, viceversa, algunas enfermedades sistémicas pueden influir también negativamente en la salud de la cavidad oral.